viernes, 17 de septiembre de 2010

Para saber estar...

Bueno sigo con el apoyo logístico. Esta pagina dice clarito lo que se puede fotografiar y lo que no.

5 comentarios:

Joaquin dijo...

Ya había recabado información sobre este tema en algunas ocasiones y por lo que veo parece que algunos no estábamos bién informados al respecto. Gracias Jesús por estaaclaración, si sabes algo sobre este mismo tema en lo respecta afotografiar personas en las calles, mercados, ect, te agradeceria la información. Saludos.

Jesús Rocha Fdez. dijo...

Joaquin creo que respecto a las personas la unica pega es la reproduccion o sea que puedes fotografiar a alguien pero no publicar la foto en cualquier formato si pedirle permiso. Claro otra cosa es que te diga que no quiere que le hagas la foto....

manuel mateo dijo...

Gracias por tus aportaciones, Jesús .Saludos.

Fernando R. Diz dijo...

Al hilo de esta entrada, que me parece muy útil, os quería dejar este enlace:

http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/lo1-1982.html#c1

La ley que regula el tema del derecho a la propia imagen es la L.O. 1/1982, de 5 de mayo. En ese enlace podéis encontrar el texto íntegro.
Si la leéis, se deduce de sus artículos 7 y 8 que NO se pueden publicar fotografías de la gente que muestren la vida íntima de las mismas, o momentos de su vida privada sin su consentimiento. Salvo cuando se trate de personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública y la imagen se capte durante un acto público o en lugares abiertos al público, o cuando la información gráfica se haga sobre un suceso o acaecimiento público cuando la imagen de una persona determinada aparezca como meramente accesoria.
Aunque se establece que hay casos en los que se debe preservar la identidad del individuo (por ejemplo, cuando se trata de Cuerpos de Seguridad del Estado).
Vamos, que en resumen, sí se pueden sacar fotos de gente y luego publicarlas, pero SIEMPRE hay que pedirles permiso para hacer las fotos, y pedirles que firmen una autorización para luego usar esas imágenes. Al menos que no se les saquen fotos en las que se les reconozca, o cuando estemos haciendo un reportaje (para una revista o un blog, por ejemplo), y haya que incluir esas fotos como mero documento gráfico (por ejemplo, si fotografiamos a los taxistas de Puerto Real para hacer un reportaje sobre el oficio de taxista. Pero sí necesitaríamos autorización para presentar esas fotos de forma individual a un concurso, o para venderlas o exponerlas).
En el caso de los menores de edad, hay que tener especial cuidado.
En casos de fotografiar zonas públicas como aeropuertos, estaciones de ferrocarril, etc. Puede ser cierto que no es necesario pedir permiso y que no nos pueden impedir sacar las fotos (eso no lo sé), pero en todo caso, si viene un policía y nos pide que dejemos de hacer lo que estemos haciendo y nos resistimos, seguramente ahí nos puedan incluso detener. El policía siempre puede alegar que con nuestra actitud estábamos alterando el orden público (por ejemplo, porque se aprecia que la gente a la que fotografiamos se siente molesta con nuestra actitud). No cuesta nada acercarse a las oficinas antes y pedir permiso. Si explicamos bien para qué son y damos nuestros datos, seguramente no nos pongan problemas (al menos eso tengo entendido).

Bueno, que hay que tener cuidado. Pero no dejar de hacer fotografía social. Simplemente tomémoslo con más tranquilidad, y acerquémonos a la gente antes de fotografiarla y pidámosle permiso. Eso enriquece muchísimo y no cuesta ningún trabajo.

manolo jimenez dijo...

Bien por Vds.